5 ago. 2016

LOS JUEGOS OLÍMPICOS DESDE EL SOFÁ




Soy consciente de los Juegos Olímpicos desde Los Ángeles 84', Cuando con 13 años perdía horas de sueño ensimismado delante de un pequeño televisor que había en mi apartamento de verano junto a la playa.

Era sabedor de mis limitaciones en mi afición al atletismo y sabía que eso no me haría llegar a unos Juegos, pero quizás la pasión primeriza que tenía por la fotografía y el periodismo podría llevarme.  Justo en aquel tiempo empezaba a inquietarme por la foto y la deportiva era con la que más disfrutaba. Viendo aquellos deportistas por la tele empecé a soñar que algún día yo podría hacer fotos en unos JJ.OO. 

Después de 32 años sigo soñando con ir a unos Juegos. No lo he podido conseguir. Pero gracias a lograr mi sueño, fotógrafo deportivo, y ya hace más de 20 años, he podido conocer en persona a muchos de esos atletas y fotografiarlos.

No los he podido fotografiar en acción, durante unos juegos, pero si los he podido retratar para los suplementos olímpicos que cada 4 años publica Mundo Deportivo justo antes de los juegos. 

En esos pocos minutos que comparto con ellos descubro en sus miradas y en sus palabras la ilusión que les corre por las venas. El enorme sacrificio que llevan en su cuerpo tras 4 años de entreno. Conscientes que en un rato de competición se lo jugarán todo. Yo retrato un instante de esa ilusión, que con el tiempo será solo un recuerdo para ellos. Quizás algún día comentaran: " Mira!, esa foto me la hicieron antes de colgarme la medalla en Río" 

En las casi tres semanas que duran unos juegos olímpicos parece que se paralice el mundo, que los países olviden sus diferencias políticas o raciales y que esos atletas que llevan tanto tiempo entrenando nos hagan emocionarnos con sus récords. 

Seguramente cualquier día, sea durante la inauguración, en la clausura o con algún deporte que nos apasiona, por una victoria de uno de esos deportistas o por un fracaso, se nos pondrá la piel de gallina o nos correrá una lágrima por la mejilla. 

Eso es lo más bonito del deporte. Las emociones que despiertan. Y eso es lo que más me gusta fotografiar. Espero algún día poder contarlo insitu con mi cámara. De momento seguiré entrenando. 

16 may. 2016

TEST NIKON 300mm f/4E PF ED VR EN GRAN PREMIO DE ESPAÑA DE FORMULA 1

Hace años, cuando aparecieron los primeros teléfonos móviles eran unos verdaderos trastos, grandes pesados e incómodos de llevar. Con el tiempo mejoraron y ahora son más pequeños, planos y mucho más llevables.
A los fotógrafos y a nuestro material -habló concretamente de los fotógrafos deportivos- nos esta llegando también el tiempo de abandonar peso y ganar en comodidad, dejar de visitar al fisioterapeuta y trabajar más ligero.
Hace años que luchamos por entender de megapíxeles, sensores, resolución, formatos de tarjetas, megas y programas de edición. Todo evoluciona y cambia, no estar al día de cualquier detalle o no llevar la última novedad parece conducirte al ostracismo.
Pero lo que todavía nos faltaba mejorar era el peso de los objetivos. Renunciar a un verdadero teleobjetivo como el 300mm 2,8 o el 400mm 2.8 y llevar algo más ligero de menor apertura siempre ha parecido un riesgo. Un miedo ha perder calidad, enfoque, pero creo que ha llegado el momento del cambio. 

 



Única opción en la Formula 1

En este Gran Premio de España de Formula 1 he optado por dejar de lado el 400mm 2,8 y llevar tan solo un 300mm. El nuevo teleobjetivo de Nikon que ha lanzado la marca japonesa.
Un objetivo con diafragma f/4 con una impresionante tecnología VR que permite obtener unos resultados extraordinarios en condiciones diversa
Distancia focal de 450 mm si se utiliza con una cámara SLR de formato DX de Nikon).
Elemento Phase Fresnel: este teleobjetivo ofrece un excelente rendimiento óptico y cuenta con un diseño increíblemente compacto. El uso de una lente Phase Fresnel (PF) reduce considerablemente el peso sin degradar la calidad de imagen.
Reducción de la vibración (VR): con el modo SPORT. La función VR minimiza los efectos de las sacudidas de la cámara y permite disparar con velocidades de obturación hasta 4,5 pasos más lentas.

El modo SPORT de VR
Proporciona una imagen estable a través del visor cuando se captura movimiento a alta velocidad y permite lograr una velocidad de grabación en modo de disparo continuo con un retardo reducido de la apertura del obturador, de manera similar a los que se consiguen con la función VR apagada.



El Revestimiento de nanocristal

Reduce de forma eficaz el efecto fantasma y los destellos, lo que aumenta la claridad y el contraste de las imágenes. Un elemento de cristal ED (dispersión ultrabaja) minimiza la aberración cromática.

Diafragma electromagnético

Permite exposiciones constantes y más precisas, especialmente cuando se dispara a velocidades de grabación elevadas.
Revestimiento de flúor: repele el agua, el polvo y la suciedad de manera activa, sin renunciar a la calidad de imagen. El revestimiento aumenta la durabilidad y facilita la limpieza del cristal sin dañar la superficie.
Distancia de enfoque mínima: 1,4 m.s.
La combinación de un diafragma máximo de f/4, una distancia focal de 300 mm y la impresionante tecnología VR permite obtener unos resultados extraordinarios en condiciones diversas. La lente Phase Fresnel reduce considerablemente el tamaño y el peso, mientras que el revestimiento de flúor repele el agua, el polvo y la suciedad para ofrecer una mayor durabilidad.

300 mm f/4 con la nueva cámara D500 y el multiplicador AF-S Teleconverter TC-14E III

Probé el objetivo de dos modos diferentes. Con la nueva cámara nikon D500 y el multiplicador AF-S Teleconverter TC-14E III. El resultado era llevar un teleobjetivo de 630 mm a f/5.6.

En otras ocasiones había utilizado convertidores que no me habían dejado satisfecho. Se perdía foco y calidad en las imágenes además de perder un diafragma.

Pero con la nueva D500, que permite trabajar a ISO muy elevadas sin perder calidad y con el mínimo ruido, el archivo no pierde la calidad deseada.
Incluso, durante el proceso de edición, realizando los crops de las imágenes el archivo mantiene la calidad deseada.

Tener al alcance un super teleobjetivo con el mínimo peso es un avance increíble para cualquier fotógrafo especializado en deportes.
Seguro que costará entender a muchos de mis colegas dado que utilizar el sistema DX y un diafragma f/4 o F/5,6 puede ser un problema pero con la nueva cámara D500 el rendimiento es altísimo.


La nueva cámara Nikon D500


Una cámara versátil ligera y con la última tecnología de la D5 pero DX que permite la multiplicación por 1’5 de tus objetivos sin perder calidad de imagen.


A diferencia de los anteriores modelos DX de la marca la D500, con un sensor de 20,9 megapíxeles, que permite sacar imágenes nada envidiables a los de la D5 y el sistema de enfoque con 153 puntos el mismo sistema que usa la D5.

El disparo es de 10 fps y permite hacer video a 4K y con una pantalla de  3,2 pulgadas y cuenta con 2,4 millones de puntos de resolución.


En el test que realicé durante el Gran Premio pude comprobar estas prestaciones y la verdad es que son ciertas y en todo momento la cámara estuvo a la altura de mis necesidades y el resultado final me dejó convencido que es una cámara que pronto estará en mi equipo.

TEST DEL NUEVO NIKON 300mm f/4E PF ED VR EN GRAN PREMIO DE ESPAÑA FORMULA 1 2016

Hace años, cuando aparecieron los primeros teléfonos móviles eran unos verdaderos trastos, grandes pesados e incómodos de llevar. Con el tiempo mejoraron y ahora son más pequeños, planos y mucho más llevables.
A los fotógrafos y a nuestro material -habló concretamente de los fotógrafos deportivos- nos esta llegando también el tiempo de abandonar peso y ganar en comodidad, dejar de visitar al fisioterapeuta y trabajar más ligero.
Hace años que luchamos por entender de megapíxeles, sensores, resolución, formatos de tarjetas, megas y programas de edición. Todo evoluciona y cambia, no estar al día de cualquier detalle o no llevar la última novedad parece conducirte al ostracismo.
Pero lo que todavía nos faltaba mejorar era el peso de los objetivos. Renunciar a un verdadero teleobjetivo como el 300mm 2,8 o el 400mm 2.8 y llevar algo más ligero de menor apertura siempre ha parecido un riesgo. Un miedo ha perder calidad, enfoque, pero creo que ha llegado el momento del cambio. 



Única opción en la Formula 1


En este Gran Premio de España de Formula 1 he optado por dejar de lado el 400mm 2,8 y llevar tan solo un 300mm. El nuevo teleobjetivo de Nikon que ha lanzado la marca japonesa.
Un objetivo con diafragma f/4 con una impresionante tecnología VR que permite obtener unos resultados extraordinarios en condiciones diversa
Distancia focal de 450 mm si se utiliza con una cámara SLR de formato DX de Nikon).
Elemento Phase Fresnel: este teleobjetivo ofrece un excelente rendimiento óptico y cuenta con un diseño increíblemente compacto. El uso de una lente Phase Fresnel (PF) reduce considerablemente el peso sin degradar la calidad de imagen.
Reducción de la vibración (VR): con el modo SPORT. La función VR minimiza los efectos de las sacudidas de la cámara y permite disparar con velocidades de obturación hasta 4,5 pasos más lentas.

El modo SPORT de VR

Proporciona una imagen estable a través del visor cuando se captura movimiento a alta velocidad y permite lograr una velocidad de grabación en modo de disparo continuo con un retardo reducido de la apertura del obturador, de manera similar a los que se consiguen con la función VR apagada.



El Revestimiento de nanocristal


Reduce de forma eficaz el efecto fantasma y los destellos, lo que aumenta la claridad y el contraste de las imágenes. Un elemento de cristal ED (dispersión ultrabaja) minimiza la aberración cromática.

Diafragma electromagnético


Permite exposiciones constantes y más precisas, especialmente cuando se dispara a velocidades de grabación elevadas.
Revestimiento de flúor: repele el agua, el polvo y la suciedad de manera activa, sin renunciar a la calidad de imagen. El revestimiento aumenta la durabilidad y facilita la limpieza del cristal sin dañar la superficie.
Distancia de enfoque mínima: 1,4 m.s.
La combinación de un diafragma máximo de f/4, una distancia focal de 300 mm y la impresionante tecnología VR permite obtener unos resultados extraordinarios en condiciones diversas. La lente Phase Fresnel reduce considerablemente el tamaño y el peso, mientras que el revestimiento de flúor repele el agua, el polvo y la suciedad para ofrecer una mayor durabilidad.

300 mm f/4 con la nueva cámara D500 y el multiplicador AF-S Teleconverter TC-14E III


Probé el objetivo de dos modos diferentes. Con la nueva cámara nikon D500 y el multiplicador AF-S Teleconverter TC-14E III. El resultado era llevar un teleobjetivo de 630 mm a f/5.6.

En otras ocasiones había utilizado convertidores que no me habían dejado satisfecho. Se perdía foco y calidad en las imágenes además de perder un diafragma.

Pero con la nueva D500, que permite trabajar a ISO muy elevadas sin perder calidad y con el mínimo ruido, el archivo no pierde la calidad deseada.
Incluso, durante el proceso de edición, realizando los crops de las imágenes el archivo mantiene la calidad deseada.

Tener al alcance un super teleobjetivo con el mínimo peso es un avance increíble para cualquier fotógrafo especializado en deportes.
Seguro que costará entender a muchos de mis colegas dado que utilizar el sistema DX y un diafragma f/4 o F/5,6 puede ser un problema pero con la nueva cámara D500 el rendimiento es altísimo.


La nueva cámara Nikon D500




Una cámara versátil ligera y con la última tecnología de la D5 pero DX que permite la multiplicación por 1’5 de tus objetivos sin perder calidad de imagen.


A diferencia de los anteriores modelos DX de la marca la D500, con un sensor de 20,9 megapíxeles, que permite sacar imágenes nada envidiables a los de la D5 y el sistema de enfoque con 153 puntos el mismo sistema que usa la D5.

El disparo es de 10 fps y permite hacer video a 4K y con una pantalla de  3,2 pulgadas y cuenta con 2,4 millones de puntos de resolución.

En el test que realicé durante el Gran Premio pude comprobar estas prestaciones y la verdad es que son ciertas y en todo momento la cámara estuvo a la altura de mis necesidades y el resultado final me dejó convencido que es una cámara que pronto estará en mi equipo.


IMÁGENES DE LA D500 CON NUEVO 300 f4 VR


11 may. 2016

NO QUIERO SER OTRA JOANA BIARNÉS


Ayer quedé impactado por el documental que emitió TV3 sobre la fotoperiodista Joana Biarnés,  la primera fotoperiodista española que inmortalizó las terribles inundaciones del Vallés en 1962 y pionera en vencer los prejuicios de una época difícil para una mujer fotógrafa.

El reportaje relata su vida,  sus inicios, sus innumerables reportajes como fotógrafa, los cientos de anécdotas con los más famosos personajes de todos los ámbitos sociales de la época que pudo retratar y con los que entablo amistad.

Cada instante del programa es una sorpresa, me despertó gran emoción conocer su modo de trabajar y de actuar . ‘Envidia sana’ , no desvelaré, ni enumeraré ahora todo lo que relata el documental. Me lo reservaré para que os entren ganas de clicar en el enlace que os dejó al final para que lo veáis y juzguéis.

Sólo explicaré lo que más me impactó de su vida y que me sirve para reflexionar sobre el difícil momento que los pasamos los fotoperiodistas actuales inmersos en una crisis de identidad con nuestra profesión.

Biarnés, en pleno éxito profesional de su trabajo, después de haber triunfado profesionalmente y consiguiendo ganarse la vida fotografiando y publicando decidió colgar las cámaras para dedicarse al mundo de la cocina. No estando de acuerdo hacía donde se dirigía la profesión. Un mundo de sensacionalismo que abandonaba el espíritu del fotoperiodista hizo que Joana se fuera a Ibiza y empezó una nueva vida lejos de la fotografía.

Me disgusta llevar más de 20 años en la profesión y no haber descubierto antes la vida de Joana. Tiene gracia que haberlo descubierto precisamente ahora que a mí tampoco me gusta por donde va mi profesión. Seguro que me hará reflexionar, pero espero que al final no me haga colgar mis cámaras como hizo ella después de 30 años haciendo fotos.

“Yo no quiero ser otra Joana Biarnés”, primero porque estoy años luz de ni tan siquiera igualar su trabajo y sus fotos y además porque no quiero abandonar mis cámaras y rendirme al devenir de mi profesión. “No surrender” como dice Bruce Springsteen, lucharé por mi profesión, por intentar colocar en la posición que se merecen todos los fotoperiodistas que conozco y defender con el mayor argumento que tenemos, como dice Biarnés al final del reportaje  “ Los fotógrafos disparamos con el corazón”


No os perdáis el documental  http://bit.ly/1rUo21j

8 abr. 2016

GRACIAS, 'SENYOR' DAVID MONER




Ei foteros!!. “Esta semana hay cena!”  ¿Cena…?,  respondía algún despistado.
“Si, David Moner, el President de la UFEC, nos invita a cenar” 
Desde hace muchos años se comenta en el sector de los fotoperiodistas deportivos de Barcelona que somos un sector de la prensa olvidado y algunas veces maltratado, bien por las condiciones laborales o por el poco reconocimiento dentro del mundo de la prensa.
Siempre estamos en primera fila de multitud de actos y eventos deportivos. Conocemos bien quien debe salir en la foto, bien por las necesidades informativas o por ‘pesebreo’ y en la mayoría de las ocasiones no se valora que siempre sale quien tiene que salir.
Pero si ha habido una persona que siempre nos ha tenido en cuenta eso, que ha valorado nuestro trabajo y lo ha demostrado ha sido David Moner.  El tenía claro cual era nuestro papel dentro del mundillo periodístico. Sabía de nuestro esfuerzo y disfrutaba con nuestras imágenes del deporte y por ello no se olvidaba de nosotros.
En varias ocasiones, en su etapa como presidente de la UFEC, contactaba con uno de nosotros y nos citaba en un restaurante de Barcelona para invitarnos a cenar. Nos daba libertad para invitar a quien considerábamos oportuno y nos complacía con una agradable cena para agradecernos nuestro trabajo.
En una de estas cenas cada uno de nosotros escogió la foto deportiva que más le gustaba y le hicimos un libro para regalarle en agradecimiento a su detalle. Un enamorado como él de la fotografía y del deporte se merecía tener un recuerdo de nuestro sector.


Añoraremos a David. No por las cenas a la que nos invitaba, sino por ser de los pocos dirigentes del deporte que se acordaba y reconocía la difícil tarea de plasmar en imágenes una pequeña parte de la historia del deporte que tanto le gustaba a David Moner. Grácias ‘Senyor’.