2 ago. 2010

Y LLEGÓ LA CALMA

Después de una semana intensa, donde las imágenes estaban llenas de acción y velocidad llegan las fotos de sosiego, las postales típicas de unas vacaciones donde ya no son necesarios grandes teleobjetivos ni cámaras profesionales de alta calidad. Es hora de llevar consigo una cámara de bolsillo que no pese y te de algo de calidad. Yo con mi G10 de Canon tengo suficiente. Un atardecer y un simple encuadre sirve para conseguir fotos como esta. 

No hay comentarios: