5 ago. 2016

LOS JUEGOS OLÍMPICOS DESDE EL SOFÁ




Soy consciente de los Juegos Olímpicos desde Los Ángeles 84', Cuando con 13 años perdía horas de sueño ensimismado delante de un pequeño televisor que había en mi apartamento de verano junto a la playa.

Era sabedor de mis limitaciones en mi afición al atletismo y sabía que eso no me haría llegar a unos Juegos, pero quizás la pasión primeriza que tenía por la fotografía y el periodismo podría llevarme.  Justo en aquel tiempo empezaba a inquietarme por la foto y la deportiva era con la que más disfrutaba. Viendo aquellos deportistas por la tele empecé a soñar que algún día yo podría hacer fotos en unos JJ.OO. 

Después de 32 años sigo soñando con ir a unos Juegos. No lo he podido conseguir. Pero gracias a lograr mi sueño, fotógrafo deportivo, y ya hace más de 20 años, he podido conocer en persona a muchos de esos atletas y fotografiarlos.

No los he podido fotografiar en acción, durante unos juegos, pero si los he podido retratar para los suplementos olímpicos que cada 4 años publica Mundo Deportivo justo antes de los juegos. 

En esos pocos minutos que comparto con ellos descubro en sus miradas y en sus palabras la ilusión que les corre por las venas. El enorme sacrificio que llevan en su cuerpo tras 4 años de entreno. Conscientes que en un rato de competición se lo jugarán todo. Yo retrato un instante de esa ilusión, que con el tiempo será solo un recuerdo para ellos. Quizás algún día comentaran: " Mira!, esa foto me la hicieron antes de colgarme la medalla en Río" 

En las casi tres semanas que duran unos juegos olímpicos parece que se paralice el mundo, que los países olviden sus diferencias políticas o raciales y que esos atletas que llevan tanto tiempo entrenando nos hagan emocionarnos con sus récords. 

Seguramente cualquier día, sea durante la inauguración, en la clausura o con algún deporte que nos apasiona, por una victoria de uno de esos deportistas o por un fracaso, se nos pondrá la piel de gallina o nos correrá una lágrima por la mejilla. 

Eso es lo más bonito del deporte. Las emociones que despiertan. Y eso es lo que más me gusta fotografiar. Espero algún día poder contarlo insitu con mi cámara. De momento seguiré entrenando. 

No hay comentarios: