16 may. 2016

TEST DEL NUEVO NIKON 300mm f/4E PF ED VR EN GRAN PREMIO DE ESPAÑA FORMULA 1 2016

Hace años, cuando aparecieron los primeros teléfonos móviles eran unos verdaderos trastos, grandes pesados e incómodos de llevar. Con el tiempo mejoraron y ahora son más pequeños, planos y mucho más llevables.
A los fotógrafos y a nuestro material -habló concretamente de los fotógrafos deportivos- nos esta llegando también el tiempo de abandonar peso y ganar en comodidad, dejar de visitar al fisioterapeuta y trabajar más ligero.
Hace años que luchamos por entender de megapíxeles, sensores, resolución, formatos de tarjetas, megas y programas de edición. Todo evoluciona y cambia, no estar al día de cualquier detalle o no llevar la última novedad parece conducirte al ostracismo.
Pero lo que todavía nos faltaba mejorar era el peso de los objetivos. Renunciar a un verdadero teleobjetivo como el 300mm 2,8 o el 400mm 2.8 y llevar algo más ligero de menor apertura siempre ha parecido un riesgo. Un miedo ha perder calidad, enfoque, pero creo que ha llegado el momento del cambio. 



Única opción en la Formula 1


En este Gran Premio de España de Formula 1 he optado por dejar de lado el 400mm 2,8 y llevar tan solo un 300mm. El nuevo teleobjetivo de Nikon que ha lanzado la marca japonesa.
Un objetivo con diafragma f/4 con una impresionante tecnología VR que permite obtener unos resultados extraordinarios en condiciones diversa
Distancia focal de 450 mm si se utiliza con una cámara SLR de formato DX de Nikon).
Elemento Phase Fresnel: este teleobjetivo ofrece un excelente rendimiento óptico y cuenta con un diseño increíblemente compacto. El uso de una lente Phase Fresnel (PF) reduce considerablemente el peso sin degradar la calidad de imagen.
Reducción de la vibración (VR): con el modo SPORT. La función VR minimiza los efectos de las sacudidas de la cámara y permite disparar con velocidades de obturación hasta 4,5 pasos más lentas.

El modo SPORT de VR

Proporciona una imagen estable a través del visor cuando se captura movimiento a alta velocidad y permite lograr una velocidad de grabación en modo de disparo continuo con un retardo reducido de la apertura del obturador, de manera similar a los que se consiguen con la función VR apagada.



El Revestimiento de nanocristal


Reduce de forma eficaz el efecto fantasma y los destellos, lo que aumenta la claridad y el contraste de las imágenes. Un elemento de cristal ED (dispersión ultrabaja) minimiza la aberración cromática.

Diafragma electromagnético


Permite exposiciones constantes y más precisas, especialmente cuando se dispara a velocidades de grabación elevadas.
Revestimiento de flúor: repele el agua, el polvo y la suciedad de manera activa, sin renunciar a la calidad de imagen. El revestimiento aumenta la durabilidad y facilita la limpieza del cristal sin dañar la superficie.
Distancia de enfoque mínima: 1,4 m.s.
La combinación de un diafragma máximo de f/4, una distancia focal de 300 mm y la impresionante tecnología VR permite obtener unos resultados extraordinarios en condiciones diversas. La lente Phase Fresnel reduce considerablemente el tamaño y el peso, mientras que el revestimiento de flúor repele el agua, el polvo y la suciedad para ofrecer una mayor durabilidad.

300 mm f/4 con la nueva cámara D500 y el multiplicador AF-S Teleconverter TC-14E III


Probé el objetivo de dos modos diferentes. Con la nueva cámara nikon D500 y el multiplicador AF-S Teleconverter TC-14E III. El resultado era llevar un teleobjetivo de 630 mm a f/5.6.

En otras ocasiones había utilizado convertidores que no me habían dejado satisfecho. Se perdía foco y calidad en las imágenes además de perder un diafragma.

Pero con la nueva D500, que permite trabajar a ISO muy elevadas sin perder calidad y con el mínimo ruido, el archivo no pierde la calidad deseada.
Incluso, durante el proceso de edición, realizando los crops de las imágenes el archivo mantiene la calidad deseada.

Tener al alcance un super teleobjetivo con el mínimo peso es un avance increíble para cualquier fotógrafo especializado en deportes.
Seguro que costará entender a muchos de mis colegas dado que utilizar el sistema DX y un diafragma f/4 o F/5,6 puede ser un problema pero con la nueva cámara D500 el rendimiento es altísimo.


La nueva cámara Nikon D500




Una cámara versátil ligera y con la última tecnología de la D5 pero DX que permite la multiplicación por 1’5 de tus objetivos sin perder calidad de imagen.


A diferencia de los anteriores modelos DX de la marca la D500, con un sensor de 20,9 megapíxeles, que permite sacar imágenes nada envidiables a los de la D5 y el sistema de enfoque con 153 puntos el mismo sistema que usa la D5.

El disparo es de 10 fps y permite hacer video a 4K y con una pantalla de  3,2 pulgadas y cuenta con 2,4 millones de puntos de resolución.

En el test que realicé durante el Gran Premio pude comprobar estas prestaciones y la verdad es que son ciertas y en todo momento la cámara estuvo a la altura de mis necesidades y el resultado final me dejó convencido que es una cámara que pronto estará en mi equipo.


IMÁGENES DE LA D500 CON NUEVO 300 f4 VR


No hay comentarios: